¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Mallu Magalhães

Maria Luísa de Arruda Botelho Pereira de Magalhães, Mallu, nace el 29 de agosto de 1992 en São Paulo. Hija de la paisajista Gigi Arruda Botelho y del ingeniero y músico aficionado Eduardo Pereira, aprende a tocar la guitarra de manera autodidacta a los nueve años de edad.

Así como el banjo, la harmónica, la escaleta, el piano, y el ukulele. Teniendo el folk rock y artistas como Los Beatles, Bob Dylan, Belle and Sebastian y Johnny

Cash como influencias, a los doce años, comienza a componer canciones, gran parte de ellas escritas en inglés.

En 2007, con quince años, Mallu consigue juntar un dinero y graba cuatro de sus canciones, ofreciéndolas en internet a través del sitio MySpace. Entre ellas destacan "Tchubaruba", "J1" y "Get to Denmark".

En enero de 2008 Mallu hace su primera presentación acompañada por músicos profesionales en el Clash Club de São Paulo, abriendo el show de la banda Vanguart. A partir de este espectáculo, Mallu gira con su banda (Kadu Abecassis en la guitarra, Thiago Consorti en el bajo, Jorge Moreira en la batería y Rodrigo Alencar en el piano) todo el circuito de festivales brasileños de música independiente además del Festival Planeta Tierra.

Este año, graba su primer álbum, Mallu Magalhães, en un gran estudio en Río de Janeiro usando en exclusiva equipos vintage, como una mesa de grabación del mismo modelo de la utilizada por los Beatles en el Estudio Abbey Road.

Es nominada en el MTV Video Music Brasil 2008 a las categorías Artista del Año, Banda / Artista Revelación y Show del Año.

En enero de 2009 es invitada a tocar en Europa, donde actúa en Portugal, en Lisboa y Oporto. De vuelta en Brasil, participa en los mayores festivales nacionales como las ediciones del Planeta Atlántida, Festival de Invierno, João Rock y otros.

 

En 2009, Mallu graba su segundo álbum, también autotitulado, en el que muestra una mayor apertura en términos de lenguajes musicales. Aunque mantiene sus raíces en el folk y en el pop rock, Mallu ahora coquetea con el reggae, con la samba de la tropicália y con ambientaciones de la música sinfónica.

En septiembre de 2011, llega a las tiendas su tercer álbum de estudio, Pitanga, con fuertes influencias de la música brasileira, como la samba y la bossa-nova, bien recibido por la crítica.

A finales de 2013, Mallu Magalhães lanza Highly Sensitive, su primera y única recopilación, que reúne material de sus tres discos lanzados anteriormente.

En mayo de 2014, Mallu anuncia que estaba formando la Banda de mar con Marcelo Camelo y el portugués Fred Ferreira Pinto. El disco Banda del Mar es elegido uno de los mejores discos del año por Rolling Stone Brasil, y se coloca en la primera posición de las paradas, con dos nominaciones al Grammy Latino, dos victorias del Premio Multishow de Música Brasileña y un Trofeo APCA.

En el año 2017, después de seis años sin disco, Mallu Magalhães anuncia y ofrece su quinto y más reciente álbum de estudio, Vem, considerado su mejor trabajo. El álbum alcanza la segunda posición de las listas en Brasil y el quinto en Portugal y es muy bien recibido por los críticos. Con el nuevo lanzamiento, la cantante y compositora entra en su quinta gira.

ÚLTIMO TRABAJO

Vem rompe un ayuno solista de seis años y es el primer disco de la brasileña Mallu Magalhães desde que se marchó a vivir a Portugal. En medio llegó Banda do Mar, nombre del álbum y del proyecto que armó con Marcelo Camelo y el baterista portugués Fred Ferreira.
A pesar de las evidentes referencias al sonido bailable de finales de los 60 en Brasil – especialmente Jorge Ben Jor, Marcos Valle y la bossa más uptempo de Nara Leão – Vem suena fresco y festivo.
Con un equipo de músicos notables – el bajo, por ejemplo, pasa por las manos de nombres como Kassin (Los Hermanos, Moreno Veloso), Victor Rice (Easy Star All Stars) y Dadi (Tribalistas, Barão Vermelho, Novos Baianos) –, la obra desarrolla arreglos vibrantes – firmados por Marcelo Camelo y el maestro Mario Adnet –, con momentos potentes de vientos y percusión, como los sambas-rock “Você não presta”, “São Paulo” o “Pelo telefone”.
Por su parte, “Navegador” tal vez sea el tema más deudor del sonido de Banda do Mar, pero encaja perfectamente en el contexto de este trabajo. Y “Vai e vem”, una mezcla de lo que hacía antes y lo que hace ahora Mallu, podría ser el mejor momento del disco, ya que permite comprobar lo que ella es capaz de hacer cuando se siente más libre de sus referencias inmediatas y brota su esencia de compositora.
En definitiva, Vem, que sorprendió a sus fans y también a aquellos que la creían una artista repetitiva, es el mejor disco de Mallu Magalhães. Una obra que señala un futuro muy promisorio a la cantautora paulista.

 

 

Medios