¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

 

 

  • Yilian Cañizares aportó, en la tercera edición del Festival de Jazz, calidez humana y ofreció lo mejor de sí misma

Fuente: Rafael Marfil (Granada Hoy)

Una noche de simpatía y espiritualidad afrocubana, de ritmos y cánticos con sabor y con cierto toque de santería, pero con destellos de otras músicas. Con aires celtas, por mencionar el certamen granadino de folk. El mítico grupo América hablaba de su hermana del cabello dorado, Sister Golden Hair, y Yilian Cañizares es, desde este concierto y gracias a la luz cenital, la nuestra, la del Festival. Su música llevó al público a otras latitudes emocionales, sin la más mínima señal del universo Monk o Mingus, que es al que acostumbra la afición. Ni siquiera de Paquito D’Rivera o Chucho Valdés, aunque cuenta con la admiración de este último y ha trabajado con él. Esto era otra cosa, mucho más ligera y, a la vez, profunda. Se agradece la honestidad y las palabras de la líder de esta formación, aquella niña prodigio cubana que descubrió el jazz para ganar en 2008 la competición del Festival de Jazz de Montreux. En esta tercera sesión del festival aportó, sobre todo, calidez humana, bajándose a cantar con el público, bailando, escondiéndose a veces en su pelo, enamorándose de Granada en su primera vez y ofreciendo lo mejor de sí misma en su momento vital y biográfico, es decir, su sentir. No vino a tocar de memoria sin mirar a la sala, desde luego. Quiso que nos viéramos las caras y que se encendieran las luces en varias ocasiones. Y eso remueve, porque la guarida del aficionado al jazz es la oscuridad.

 

Se echaba de menos, eso sí, algo más de discurso musical por su parte, de fraseo, porque puede, pero la lección de esa tercera jornada del festival es que no todo es eso. Lo que trasciende de la música es mucho más. Hoy, los festivales de jazz ensanchan su visión, amplían el horizonte y miran a las músicas del mundo. Eso genera un debate que va más allá de esta crítica. Quedó clara la heterodoxia que caracteriza a esta artista, según la describía la directora del festival, Mariche Huertas, en la presentación, una nueva costumbre que tiene mucho de didáctico y se agradece, te sitúa y representa una bienvenida para el profano, que empieza a sentirse como en casa. Y quedó claro que Ylian Cañizares crea atmósferas. Basta con ver los videoclips de sus trabajos, como Plumas en el viento o Erzulie, o la banda sonora con Omar Sosa de una producción audiovisual de animación.

 

Merece la pena revisar lo ocurrido musicalmente. Por un lado, una excelente violinista, pero que ya ha soltado lo obsesivo de su formación, en la escuela rusa de esa Cuba que miraba todavía reverencialmente a lo soviético, complementando su aprendizaje en Suiza. Y se ha desinhibido tanto del perfeccionismo, que ha optado por lo humano, por lo espiritual, por el amor a la tierra y al planeta. Por algo ha sido nombrada Embajadora de las Naciones Unidas para los Océanos. Precisamente Aguas se titulaba su disco de 2018, pero es que el trabajo más reciente es Resilence, elaborado durante la pandemia, ejemplo de la conexión de esta compositora con los problemas del mundo, intentando ofrecer soluciones. Eso hace que el sonido de su violín tenga más fuerza y rotundidad que aquella precisión y sensibilidad que recordamos de Stéphane Grapelli o Joe Venuti, aunque lo común es la lógica instrucción clásica para implosionar después en su propio contexto. Somos hijos de nuestra época y de nuestras orteguianas circunstancias. Además, Cañizares canta tanto o más que toca, tocando fugazmente los teclados para animar al público a participar.

 

El batería y percusionista Inor Sotolongo hizo un trabajo muy serio y correcto, y no es nunca tarea fácil en un concierto que fue sumergiéndose, progresivamente, en una atmósfera afrocubana. Un oficio adquirido no solo también en su formación de conservatorio en La Habana, sino acompañando fuera del jazz a mitos como Silvio Rodríguez o Pablo Milanés. Sin embargo, el papel del bajista mozanbiqueño, Childo Tomás, aseguró la conexión con África. La voz del bajo eléctrico se situaba, extraordinariamente, a la altura de la cantante, como si quisiera actuar a coro, creando una peculiar sensación armónica. Destacaron especialmente sus conversaciones con la líder de la formación, tanto instrumentales como en el uso vocal del scat por parte de ambos, con ese falsete en una voz africana que siempre recuerda a Richard Bona en el contexto de un festival de jazz. Sin embargo, lo mejor con diferencia era su acompañamiento con guitarra, con un tratamiento del sonido especialmente delicado. Como plumas en el viento, cantaban, y así podríamos sentirnos.

 

Con el alma ensanchada, ya en el tramo final del concierto, tuvimos ocasión de hacer un pequeño homenaje conjunto a Yemayá, la diosa orisha del mar y la fertilidad. Nadie mejor que esta embajadora de mares y océanos para descubrirnos en pie y, hasta donde es capaz de moverse un aficionado al jazz, más acostumbrado a la reposada analítica, que hay muchos tipos de rezos. Puede que Tchaikovsky sugiriera esto mismo en su danza de la diosa del Cascanueces. En cualquier caso, allí nos vimos, bailando, sonriendo e invocando a esa divinidad, que ojalá nos haya escuchado y nos ayude a luchar contra el desierto geográfico y emocional que es a veces el mundo.

 

 

Publicado en Noticias

En el escenario destaca por su energía y personalidad y como compositora, por su origilidad  para fusionar el jazz, con la música clásica y  ritmos afrocubanos

Recibió el premio ‘Músico radiante del mundo’ 2021, en Suiza

 

 

Yilian Cañizares, violinista, cantante y compositora cubana, presentará en el Festival de Jazz de Granada, el  jueves 10 de noviembre, su nuevo trabajo ‘Resilience’ (2022). Considerada como una de violinistas destacadas dentro de la escena musical contemporánea, Yilian Cañizares destaca por su energía y personalidad sobre el escenario y como compositora, por su originalidad para fusionar el jazz, la música clásica y ritmos afrocubanos, con su  increíble voz.

En la actualidad, existen pocos artistas tan talentosos y versátiles como Yilian, cuyas creaciones reflejan el gran respeto que siente por el pasado, en total armonía con una sensibilidad orientada hacia el modernismo y el futuro, con una gran conciencia social.“Mi sonido refleja la riqueza y la mezcla de culturasque llevo conmigo hasta el día de hoy y representa loquesoy:mujer,cubana,músicoyciudadanadelmundo”, manifestó Yilian.

Ha compartido escenario junto a artistas  como  Ibrahim Maalouf, Omar Sosa, Youn Sun Nah, Richard Bona, Chucho Valdés y Roberto Fonseca. El maestro Chucho Valdés  llegó a decir de Yilian que destaca como “uno de los talentos másincreíbles de la nueva generación de músicos cubanos, virtuosa, expresiva,espontánea y con una gracia que la convierte en preferida de todos nosotros”.                            

Yilian Cañizares ha recibido importantes reconocimientos, entre los que se encuentran el Swiss Music Award y ganadora del premio ‘Músico radiante del mundo’  2021 en Suiza, país donde  reside, desde hace más de  20 años. En 2020, Yilian fue invitada a participar, con su voz, en el Día Mundial de los Océanos por las Naciones Unidas.

‘Plumas en el viento’, el primer sencillo del álbum  ‘Resilience’,  es una canción, compuesta durante la pandemia, que la compositora sitúa dentro del “realismo mágico” y en la que desvela la inmensa fragilidad provocada por una ruptura amorosa. Con esta canción, la  violinista ha querido exponer la complejidad de las relaciones sentimentales, un tema con el que la mayoría de las personas se sienten identificadas, pero mostrando desde “la belleza, la humildad y el humanismo”.

 

Publicado en Noticias

SE ACABÓ LA ESPERA!!!!

RESILIENCE el nuevo EP de YILIAN CAÑIZARES, disponble en todas las plataformas. Disfrutalo!!!!

Pincha aquí para escuchar...

 

Puedes ver también el nuevo Videoclip, "Plumas en el Viento" el primer single de RESILIENCE

 

Publicado en Noticias

"Yilian es uno de los talentos más increíbles de la nueva generación de músicos cubanos, virtuosa, expresiva, espontánea y con una gracia que la convierte en preferida de todos nosotros." (Chucho Valdés)

 

Yilian Cañizares, violinista, cantante y compositora, es una de las artistas más interesantes de la escena musical contemporánea. Sin apartarse de sus orígenes, es capaz de fusionar el jazz, la música clásica y los ritmos afrocubanos con su voz que pareciera salida de otro mundo. Hoy en día existen pocos artistas tan talentosos y versátiles como Yilian, cuyas creaciones reflejan el gran respeto que siente por el pasado, en total armonía con una sensibilidad orientada al futuro.

 

“Mi sonido refleja la riqueza y la mezcla de culturas que llevo conmigo hasta el día de hoy y representa lo que soy: mujer, cubana, músico y ciudadana del mundo”, ha expresado la artista.

 

Más información en esta pinchando aqui

Publicado en Noticias
Jueves, 21 Abril 2022 09:23

YILIAN CAÑIZARES

"Yilian es uno de los talentos más increíbles de la nueva generación de músicos cubanos, virtuosa, expresiva, espontánea y con una gracia que la convierte en preferida de todos nosotros."
Chucho Valdés

Yilian Cañizares, violinista, cantante y compositora, es una de las artistas más interesantes de la escena musical contemporánea. Sin apartarse de sus orígenes, es capaz de fusionar el jazz, la música clásica y los ritmos afrocubanos con su voz que pareciera salida de otro mundo. Hoy en día existen pocos artistas tan talentosos y versátiles como Yilian, cuyas creaciones reflejan el gran respeto que siente por el pasado, en total armonía con una sensibilidad orientada al futuro.


El éxito de sus álbumes Ochumare, producción independiente lanzada en 2013, seguido de Invocación, bajo la dirección de Alê Siqueira (Roberto Fonseca, Omara Portuondo), ha consolidado su notoriedad como artista innovadora, capaz de aventurarse y trascender las fronteras musicales. Fue catalogada por el semanario francés Le Nouvel Observateur como “artista revelación del año” por su gran virtuosismo y carisma con el que es capaz de cantar y tocar violín.


“Mi sonido refleja la riqueza y la mezcla de culturas que llevo conmigo hasta el día de hoy y representa lo que soy: mujer, cubana, músico y ciudadana del mundo”, ha expresado la artista.


Con solo 14 años, Yilian obtuvo una beca de estudios en Caracas y en el año 2000 se trasladó a Suiza para estudiar en el conservatorio de Friburgo. Poco tiempo después, las principales orquestas del área comenzaron a contactarla y, una vez instalada en Lausanne, colaboró durante seis años con diferentes conjuntos. Fue durante este periodo que la artista decidió formar un cuarteto con músicos de Alemania, Venezuela y Suiza (y posteriormente Cuba), y nació el grupo Ochumare, con el que, a solo seis meses de su creación, en 2008, ganó el premio del Montreux Jazz Festival Competition. A partir de ese momento su carrera ha ido creciendo continuamente. En los últimos años, ha compartido escenario con Ibrahim Maalouf, Omar Sosa, Youn Sun Nah, Richard Bona, Chucho Valdés, Roberto Fonseca, Dhafer Youssef, la Orquesta de Cámara de Lausanne y El Comité.


Su segunda producción discográfica Invocación se posicionó en el top de la lista Qobuz – World Music y fue relanzada en una edición Deluxe.


Aguas, el álbum producido en colaboración con Omar Sosa, vio la luz en octubre del 2018. Acompañados por otro compatriota, Inor Sotolongo en la percusión, el dúo creó un disco íntimo y personal que refleja los puntos de vista de dos generaciones de artistas cubanos que viven lejos de su tierra. Este álbum es una mezcla de ritmos enérgicos y emotivas baladas que reflejan claramente la inigualable química musical que existe entre ambos artistas. Constituye una potente y única fusión de las raíces afrocubanas, la música clásica y el jazz.


El 15 de noviembre de 2019 fue lanzado el nuevo álbum Erzulie, con su nueva formación Yilian Cañizares & The Maroons y dedicado a la deidad haitiana del amor y la libertad. Este trabajo discográfico fue grabado en New Orleans y cuenta la participación de numerosos invitados como Christian Scott (trompeta), Michael League (contrabajo), Bill Laurance (piano), Bobby Sparks (órgano) y Justin Stanton (teclados). Con esta producción discográfica Yilian fue nominada como Mejor Artista y Mejor Álbum para los Songlines Music Awards.


Yilian Cañizares ha recibido recientemente importantes reconocimientos, entre los que se encuentran el Swiss Music Award y la invitación para actuar durante la celebración del Día Mundial de los Océanos 2021 de las Naciones Unidas.

 

FORMACIONES EN GIRA

 

YILIAN CAÑIZARES & RESILIENCE (Trío)
YILIAN CAÑIZARES Violín, voz
CHILDO TOMAS Bajo, guitarra
INOR SOTOLONGO Percusión


YILIAN CAÑIZARES & THE MAROON (Quinteto)
YILIAN CAÑIZARES Violín, voz
BRAHIM WONE Guitarra
CHILDO TOMAS Bajo
MARQUE GILMORE Batería
INOR SOTOLONGO Percusión

 

 

ÚLTIMO TRABAJO

Plumas en el viento es el primer sencillo de Resilience, el nuevo EP de la cantante y violinista cubana Yilian Cañizares. Una canción que ella sitúa dentro del “realismo mágico” y en la que desvela la inmensa fragilidad provocada por una ruptura amorosa. Con esta canción la artista ha querido exponer la complejidad de las relaciones sentimentales, un tema con el que la mayoría de las personas se sienten identificadas, pero mostrándolo desde la belleza, la humildad y el humanismo.


El vídeo de Plumas en el Viento, cuenta con el maravilloso bailarín cubano Luis Raúl de la Viña. Todo el universo visual fue codirigido por Yilian y está inspirado en sus propios sueños.
En esta ocasión, con la dulzura de su voz y el inconfundible timbre de su violín, Yilian nos regala un momento simplemente sublime.

 

Yilian Cañizares en fechas

1997 – Obtención de beca de estudios en Venezuela
2000 – Obtención de beca de estudios en Suiza
2008 – Premio en el MJF
2013 – Lanzamiento de su primer álbum “Ochumare”
2015 – “Invocación”
2018 – “Aguas” con Omar Sosa
2019 – Primera colaboración con Chucho Valdés
2019 – Colaboración con Ibrahim Maalouf
2019 – “Erzulie”
2021 – Nominación como Mejor Artista y Mejor Album. Songlines Music
2021 – Collaboracion con la ONU, Día Mundial de los Océanos
2021 – Swiss Music Award
2022 – «Resilience»

 

Publicado en YILIAN CAÑIZARES