¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Pablo Guerrero

Nacido en Esparragosa de Lares (Badajoz), Pablo Guerrero se ha dedicado a la pequeña artesanía de hacer canciones, a cuidar las palabras, a grabar discos como un alquimista musical. Alejado de todos, Pablo Guerrero ha ido desgranando una obra trabajada minuciosamente, esa personal música poética que ha publicado tranquilamente, con parsimonia, alternándola con las ediciones de sus libros de poemas durante una de las carreras más largas y profundas de la música española.


Fue en 1969 cuando Pablo Guerrero publicó su primera canción, “Amapolas y espigas”, comenzando una renovación de la música popular que ha marcado su obra a lo largo de los años. En 1972 la publicación de A cántaros, su primer álbum, convirtió esta canción en un himno de los perseguidores de utopías en tiempos difíciles: “Tú y yo muchacha estamos hechos de nubes, pero ¿quién nos ata?”.


En 1975 llegó el álbum más vendido de su carrera, Pablo Guerrero en el Olympia, grabado en directo en el Olympia de París y después maravillas como Porque amamos el fuego (1976) y A tapar la calle (1978), un disco innovador por su inmersión pionera en las sonoridades flamencas. Artista inquieto y eterno navegante a contracorriente, comenzó con Suso Sáiz una etapa innovadora y radical con el álbum El hombre que vendió el desierto (1988). Después publicó Toda la vida es ahora (1992), Alas, alas (1995), Sueños sencillos (2000), Plata (2005), Hechos de nubes (2007), Luz de tierra (2009), Lobos sin dueño (2013), Catorce ríos pequeños (2014), y su último álbum es Mundos de andar por casa (2017).


En 2007 se publicó Hechos de nubes, un álbum producido e impulsado por Ismael Serrano en el que artistas como Javier Ruibal, Pedro Guerra, Luis Eduardo Aute, Javier Bergia, Joan Manuel Serrat, Javier Álvarez, Luz Casal, José Antonio Labordeta, Acetre, La Cabra Mecánica, Quique González, Ismael Serrano, Víctor Manuel, Suburbano y Luis Pastor interpretan canciones de Pablo Guerrero.


La Academia de la Música decidió por unanimidad conceder a Pablo Guerrero el Premio a Toda Una Vida en la XIII edición de los Premios de la Música, que se entregaron en Badajoz en marzo de 2009.


Paralelamente a la música, Pablo Guerrero ha ido publicando una obra escrita de elevado calado poético, con libros como Los dioses hablan por boca de los vecinos, Donde las flores se convierten en agua, Tiempo que espera, Mi laberinto, Los rastros esparcidos, Viviendo siglos, Escrito en una piedra o Las letras de Morella.

Medios